Páginas vistas en total

domingo, 14 de septiembre de 2014

Londres

El hecho de vivir en Europa, hace que para un sudamericano todo resulte cercano. Hay muchas ofertas de vuelos de bajo coste y multitud de aeropuertos que pueden ser cercanos a nuestra casa. Este es el caso que nos empujó a conocer Londres. Salimos desde Zaragoza, a 120 kms de nuestro pueblo y fueron dos horas hasta el aeropuerto de Stanted a 1 hora 15 minutos de Londres. También contratamos un hotel de bajo costo a través de Internet y el lunes 8 salimos a conocer la Gran Bretaña. Regresamos anoche, después de cuatro intensos días en una hermosa ciudad de más de 8 millones de habitantes. El balance es sumamente positivo, máxime cuando lo encontrado superó las expectativas, sobre todo en lo que al aspecto humano habíamos prejuzgado. Los londinenses son cordiales, amables con el turista y siempre dispuestos a echar una mano. Se trate de un policía, un transeúnte o el empleado del metro, siempre tendrán una sonrisa y una actitud paciente para resolver los lógicos contratiempos de quien no conoce su idioma.
Los típicos autobuses de doble piso siguen circulando, aunque han sido reemplazados por nuevas unidades de moderno diseño. Viajar por la ciudad es sumamente fácil. Con una tarjeta magnética de uso indistinto en trenes, metro o autobús y un plano de la red nos movimos con comodidad
Otro clásico londinense son sus táxis, nada caros comparados con el costo del transporte público (entre 2 y 3,5 libras un viaje en metro)

Los edificios en ladrillos rojos son también típicos y no se ven grandes complejos habitacionales, siendo la máxima altura de tres plantas.
 En las horas pico las calles y avenidas de saturan de tráfico, pero son muy pocos los autos particulares de pueden verse. El resto del día las calles están bastante despejadas.

La ciudad fue fundada por los romanos y es posible observar vestigios de esa presencia. En 1666 un gran incendio, todavía recordado,  destruyó prácticamente todo lo existente. También la segunda guerra asoló y demolió una inmensa cantidad de edificios, algunos emblemáticos, pero todo fue recuperado. Los ingleses tienen un recuerdo permanente de sus guerras y conquistas y valoran de manera positiva su monarquía, de la que están absolutamente conformes. Esta apreciación es más evidente cuando la comparamos con lo que sucede en España.
 Jardines de la Torre de Londres y al fondo nuevos edificios.
 Interior de la Torre de Londres, sitio donde nació la ciudad fundada por los romanos
La torre derruida que se observa en primer plano, sobre la derecha, pertenece a la primitiva muralla romana.
Los muros de esta iglesia, perteneciente a la RAF (Fuerza aerea), muestran las huellas de la metralla de las bombas lanzadas por Alemania en la 2º guerra.
 Este monumento recuerda a los bomberos que dejaron sus vidas luchando en los incendios declarados durante los bombardeos de la 2º guerra. En la base están grabados los nombres de todos ellos.
 En 2004, la Reina inauguró este sitio dedicado a recordar a la Princesa Diana. Es una moderna construcción en granito, de forma circular, a nivel de tierra, por la que circula una corriente de agua que parte de su mitad superior y baja por ambos lados, dibujando pequeñas cascadas o saltos de agua. La costumbre dice que hay que mojar los pies en sus fresca corriente.
La compañera Eva siguiendo la costumbre, se paseo por el pequeño canal que forma el monumento

Desde luego existe una información previa y muy conocida sobre esta ciudad y sus lugares de obligada visita, pero pasear por sus grandes parques y jardines es algo nuevo para nosotros
 El Big Ben..... cuantas veces lo hemos visto en fotos y ahora paseamos bajo su imponente estructura de ladrillos
Un tour en bus por la ciudad permite un primer acercamiento y elegir que veremos después con mayor detenimiento. Este viaje insume unas cuatro horas y se cuenta con una audio guía en español.
 El London Eye, construida para ser utilizada durante dos años, ya lleva diez en servicio y fue visitada por más de dos millones de personas. Las vistas de sus cabinas son espectaculares. La vuelta completa insume poco más de 30 minutos y la rueda no se detiene en ningún momento siendo el embarque y descenso a lo largo de unas rampas que siguen el recorrido de cada cabina, en la que entran 25 personas.
Eva, el Tamesis y la rueda del London Eye
 El monumento que dedicó la reina Victoria a su marido (o consorte) Alberto...

 Los antiguos buses se utilizan ahora para paseos turísticos o como en este caso, para albergar una puesto de bebidas
Hyde Park, cercano al Bukingan Palace se extiende junto al Kensington Gardens y dentro de sus instalaciones encontramos un lago artificial y varios monumentos, entre ellos el dedicado a Diana.
 Las ardillas no tienen temor en acercarse a los turístas en búsqueda de comida
El trabajo en los jardines es esmerado y los londinenses usan y disfrutan de estas instalaciones.
Otra cosa que notamos, es el apego al uso de trajes antiguos y uniformes no convencionales para nosotros. Esto se puede ver en múltiples actividades, no solo en aquellas que identificamos con el uniforme.
 Eva con un guardia de la Torre de Londres. Estos militares viven dentro de las instalaciones con sus familias y cumplen rituales antiquísimos para sus guardias y cierre o apertura de las instalaciones.
Estas personas trabajan como orientación al turismo y son un nexo entre los comerciantes y vecinos de la zona y la policía.
 Un guardia de la Torre de Londres con idéntico uniforme al usado en el palacio real de Bukingham
 empleado del Museo del Cuerpo de Fusileros de la Reina. En este museo, pudimos ver la historia de este cuerpo militar y uniformes, armas y referencias a sus batallas, incluyendo las actividades de los últimos años en Irak, el golfo Pérsico, la ex Yugoslavia, etc. No pudimos encontrar ninguna referencia a la guerra de Malvinas.
Este gaitero con ropa escocesa, se cansó de juntar dinero en el breve lapso de tiempo que tardamos en cruzar el puente. Estos días se dirime en un plebiscito la posible independencia de Escocia después de tres siglos de inclusión al reino de Gran Bretaña.

Una de las ceremonias que más público reúne, es el cambio de guardia en la residencia oficial de la reina, el Palacio de Buckinghan. Tuvimos la suerte de poder verlo nuestro último día. Todo el trámite se extiende por más de una hora y ocupa el patio interior frente al edificio del palacio y la vía pública. La aglomeración de público impide ver todo, así que o lo de afuera o lo de adentro. Nos tocó la calle y estuvimos estirando el pescuezo para poder ver algo




1 comentario:

  1. Hablando de viajar, y medio desconectado con este articulo: acaban de habilitar el Google Street View para Argentina. Antes se veian los mapas, pero ahora se pueden ver las calles de las principales ciudades. Date una vuelta por Santa Rosa (aunque vos estuviste no hace mucho). Yo hace 18 años que no ando por alla...me pase una hora caminando en forma virtual...

    ResponderEliminar