Páginas vistas en total

jueves, 14 de diciembre de 2017

Esto es Moria.... Lesbos, Grecia, Europa

http://www.lasexta.com/noticias/sociedad/mafias-drogas-violaciones-el-campo-de-moria-se-convierte-cada-noche-en-una-jungla-para-los-7000-refugiados-que-viven-alli-hacinados_201712085a2aba840cf2b940af6e2182.html


Más información sobre el campo de Moria

Moria.... infierno o asilo?

https://www.losreplicantes.com/fotos/duro-comienzo-refugiados-nueva-vida-europa/campo-refugiados-moria/


Los invito a abran el enlace que está arriba.... sabrán mucho más de este campo donde estoy.

martes, 12 de diciembre de 2017

Campo de refugiados de Moria

Este video fue grabado por Juan Carlos, el responsable de REMAR en Moria cuando yo llegué y el primer día de mi trabajo en el Campo de Refugiados de Moria. Observen los carteles y verán que también aparece la organización Mensajeros de la Paz, dirigida por el Padre Angel, querido y recordado en Sabiñanigo. En la gran tienda que aparece al final,se sirven las raciones a las mujeres y es donde he encontrado mi puesto de trabajo.



viernes, 8 de diciembre de 2017

Campo de Refugiados de Moria

Y aquí estamos. Estoy trabajando con un grupo de voluntarios, entre los que los españoles son mayoría, un francés, una suiza, un rumano y un argentino/español (yo mismo). También se integran a la tarea, voluntarios que son refugiados.
El campo, inicialmente preparado para alojar a unas 2500 personas, contiene ahora cerca de las 5500. Esto ha hecho necesario agregar carpas a los contenedores vivienda que existen desde el comienzo.
Todos los días son rescatadas del Mediterráneo muchas personas que salen desde Turquía en botes neumáticos. Los buques de la armada griega y otros pertenecientes a ONG's, los traen a Lesbos e ingresan en el campo. Unos serán tratados como refugiados y otros como inmigrantes ilegales. El campo es una ciudad. Hay negocios improvisados, comisaría de policía, cárcel, servicios de asistencia legal, sector destinado a huérfanos o niños que llegaron solos, atención médica primaria que luego deriva a los dos hospitales de la isla, "oficinas" de ONG's que atienden necesidades varias (ropa, gestiones, traductores) y todo lo que podemos encontrar en cualquier ciudad (TODO).
La gestión de las instalaciones recaen en el ejército griego y en lo que respecta a la provisión de alimentos, son suficientes para toda la población y de calidad. La mezcla de grupos étnicos o países, históricamente enfrentados, genera tensiones que no siempre se resuelven como sería de desear. Pueden encontrar más información al respecto en la página web de REMAR.
 
Un de mis primeras amistades en Moria..... y se comió mi pan...Los niños tienen una necesidad muy grande de cariño y cuando les prestas atención te abrazan y besan y se te pegan. Esto vale la mitad del viaje.
 Panagiouda se llama el pequeño pueblo, cercano al campo, donde nos alojamos en una casa. Partimos muy temprano (7:15 y se regresa trece horas después... Yo no aguanto tanto y me desprendo a las tyres o cuatro de la tarde.


 Quiero que conozcan a otro gran amigo.

 Aquí una parte del grupo. De izquierda a derecha; Bastien francés, yo, Jousef, refugiado con 14 meses en el campo y con responsabilidades en la organización del trabajo y Marc, un catalán que termina mañana su estadía.
Con Bastien y Marc haciendo trabajo burocrático. Estamos ordenando las tarjetas que cada persona debe presentar para recibir las raciones que tiene asignadas.
 Este espacio es el que se utiliza para entregas las raciones a las mujeres y después del almuerzo es el sitio donde se entretiene a la gente menuda. Hoy fue con una película y aquí estaba Sara, una joven suiza, que mantenía controlada a la jauría.....
 Como ven, la cosa estaba entretenida. El joven de chaleco verde, es un voluntario sirio.
Muy temprano, la gente comienza a llegar e instalarse frente a nuestra "oficina", buscando las tarjetas retenidas el día anterior al entregarse las comidas.

 Nico, es rumano y voluntario permanente de REMAR. Tiene una larga permanencia en este campo y es sumamente querido y respetado por los refugiados.

Hoy mientras trabajaba en el sector de mujeres, charlé con varios jóvenes colaboradores y entre ellos se encontraba este sirio y su pequeño hijo. La nariz la uso para aflojar tensiones... o para distraer a los niños.


Las mujeres, mayoritariamente musulmanas, no se dejan fotografiar y hacerlo sin su consentimiento, puede acarrear problemas. Hoy me llamó la atención la belleza de esta joven madre siria y se lo dije. Lo agradeció y tuvimos un intercambio de palabras, lo que me animó a pedirle la foto. Accedió, pero en el momento del disparo bajó el rostro. Sus vecinas de banco se pararon y alejaron. Los ojos de los sirios son muy bonitos y procuraré demostrarlo.


martes, 5 de diciembre de 2017

Lesbos, Grecia

Esta vez no hay bicicleta. Tampoco es un viaje de placer, pero seguramente será un viaje de crecimiento interior. Estoy saliendo para la isla de Lesbos, Grecia.
Es uno de los destinos buscados por quienes huyen de la guerra en Siria. Tan solo seis kilómetros separan sus costas de las de Turquía y en la esperanza de encontrar paz, muchos dejan sus vidas en el Mediterráneo y los que llegan a tierra, con solo lo puesto, encuentran una barrera que Europa les impone. Los ricos no tienen nada que dar a los refugiados. Un continente que se auto proclama "cristiano", muestra la más absoluta indiferencia ante un drama de dimensiones colosales. 
Podremos decir que esto es obra de los políticos, pero los políticos están donde están por el voto de los ciudadanos. 
Justo es reconocer que muchos hombres y mujeres europeos, trabajan sin desmayo para socorrer en el mar, a las balsas que se acercan cargadas de ancianos, mujeres y niños y que en tierra se ocupan de ofrecer comida, abrigo y afecto a estos hermanos tan pobres de todo. 
Son muchas las ONG comprometidas en paliar al menos la catástrofe humanitaria. A una de ellas, REMAR, me sumaré durante dieciséis días. No se exactamente cual será mi tarea, pero me han aceptado y en horas estaré instalado en Mytilini.
Procuraré contar lo que vea y trasladarles las emociones y vivencias que me toque vivir.
Eva, mi compañera de Vida, ha sido partícipe necesaria para que esto sea posible. Otra vez GRACIAS. 


miércoles, 18 de octubre de 2017

Castelo da Vide, Marvao y Elvas

Llegamos antes del medio día a este poco promocionado pueblo, llamado Castelo da Vide. Tiene 4100 habitantes y está ubicado a 570 mts., de altitud. Casas blancas, callejones, vecinos amables. El barrio de "la judería", nacido en el siglo XII, que creció en el siglo XV con la expulsión de los judíos de España. Las plazas y los pequeños bares y restaurantes con sus terrazas, invitaban a demorar el paseo y así lo hicimos. Grato descubrimiento.








 Me sorprendieron haciendo la meditación de después del almuerzo. Frida me acompaña.
 Subiendo callejuelas en búsqueda de la sinagoga

 llegamos y la entrada es gratuita, pero no permiten hacer fotografías. Está muy bien recuperada y contiene un pequeño e interesante museo.


A escasa distancia de Castelo da Vide, se encuentra Marvao, una aldea de 150 habitantes y a 862 mts., de altura sobre un peñasco, desde donde se disfrutan de maravillosas vistas. Desde el siglo XVI sufre una sangría de habitantes y los que aún quedan sobreviven gracias al turismo. Se encuentra a solo 10 kms de España y fue una plaza fuerte que vio pasar a romanos, visigodos y a los moros que llegaron en el año 715. En el 1160 los cristianos se hicieron con el control. La zona circundante está ocupada con múltiples monumentos megalíticos. Recomendado.





Nuestra visita coincidió con una fiesta anual que se celebra en Marvao, y hace hincapié en su pasado musulmán.






Nuestro siguiente destino fue Elvas, ya con más de 23 mil habitantes. Su principal atractivo, es una ciudad amurallada, con muchos pobladores. Toda su vida transcurre dentro de esas espectaculares instalaciones militares. El mercado, varias iglesias, comercios, etc. Después de 500 años de ocupación mora, en 1229 fue reconquistada por los cristianos. Su historia está llena de batallas contra las continuas invasiones españolas. Se puede acceder a la ciudadela en coche y existen varias áreas de aparcamiento. Una mañana o una tarde son suficientes para conocerla. Si les interesa el tema, puede sorprenderlos el mapa de las murallas, que verán en Internet. Otra construcción a destacar, es el acueducto Da Amoreira, finalizado en 1622, después de 100 años de trabajos. Tiene 7 kms de extensión y varios pisos de altura, resueltos en arcos.
 El camping de la ciudad cierra en baja temporada, pero pudimos pasar la noche en un parking, junto al acueducto.  
 La vista de esta obra es imponente.

 Entrada a la ciudadela



Hasta donde alcanza la vista se extienden las murallas. Mantiene una línea quebrada y en los extremos forma pentágonos.


Luego, partimos con destino a Evora. Nos instalamos en el camping y replanteamos el resto del viaje. Si bien esta ciudad ostenta el título de Patrimonio de la Humanidad, dimos por concluido el periplo por fortalezas y murallas y pusimos rumbo a las playas del sur. 
Encontramos refugio en un pequeño pueblo de pescadores, cercano a la ciudad de Faro. Se llama Fuzeta y cuenta con un camping municipal excelente a escasos 100 metros de la playa. Chiringuitos para comer pescado, vecinos de acampada europeos, todos mayores (como nosotros) y aunque poco sociables, muy respetuosos y nada ruidosos. La calidad de vida de los jubilados europeos es muy alta y se hace evidente en estos lugares. franceses, alemanes, belgas, holandeses, españoles, etc., se mueven en sus motor homes super confortables y disfrutan de esta etapa de la vida. Era curioso ver en la terraza del bar del camping, grupos numerosos bebiendo y charlando o simplemente conectados a Internet, mientras tres o cuatro sillas de ruedas eléctricas, aparcadas frente a las instalaciones esperaban a sus dueños. Gente que con sus 70 y hasta 80 años, cruzan media Europa para gozar del sol y las temperaturas de Portugal. La próxima entrada, que será la última de este viaje, servirá para mostrar las curiosidades que nos llamaron la atención. 

lunes, 9 de octubre de 2017

Mata do Buçaco, Monsanto e Idanha la Velha

 Nos instalamos en el camping municipal de Luso, un pequeño pueblo con termas. Estábamos solos en unas instalaciones perfectas y con inmejorable atención. Las instalaciones se encuentran a las orillas del poblado y en medio de un pinar a gran altura. Desde nuestra camioneta podíamos ver la torre del castillo de Buçaco y allí nos fuimos. 
La zona está poblada desde el siglo II de nuestra era, pero el Buçaco fue parquizado a partir de 1628 por los monjes carmelitas. El bosque, poblado con más de 700 especies de flora, fue cercado por una muralla, se hicieron caminos empedrados. Desde 1834, cuando fueron abolidas las órdenes religiosas en Portugal, la propiedad del bosque pasó a ser del estado y los reyes decidieron hacerse un palacio, pero después de su inauguración, en 1907, a los tres años fueron derrocados y ahora es un hotel.... la visita merece la pena. Aquí algunas fotos.   
La compañera Eva en la puerta de Luso, una de las varias que tiene el muro perimetral.


 Una de las calles empedradas que puede ser recorrida en coche (12€) aunque hacerlo de forma peatonal es gratuito. Fuera de los muros hay zonas de estacionamiento.




 Aquí el ranchito que se hicieron los reinaldos. Ahora es un hotel.



Después de este baño de humildad, sencillez y vida austera, nos fuimos a conocer Monsanto, una aldea de 200 habitantes a 600 metros de altitud. Una joya que recomendamos conocer, Hay que caminar las callejuelas y si dan los músculos, trepar al castillo. Las vistas son expectaculares... La mancha es la antena de comunicaciones, pero que se le va'cer... si no como hacemos con los teléfonos móviles. Cuando los romanos llegaron ya había un par de portugueses con unos kioskos. Cuando se fueron los romanos llegaron los árabes y se quedaron unos siglos... y ahora sigue habiendo gente, Siempre LA GENTE. Van fotos:














 Estas son tumbas cavadas en la roca. Es frecuente encontrarlas en la zona donde vivimos en España.


Muy cerca de Monsanto, se encuentra otra pequeñísima aldea que tiene una historia singular y una gran riqueza arquitectónica. Se llama Idanha la Velha (Idanha la Vieja). Fue fundada por los romanos y ahí están las murallas que construyeron. Alcanzó explendor con los visigodos, que la hicieron capital de la región y construyeron su catedral. Cuando llegaron los árabes, convirtieron en mezquita ese templo y luego, en el siglo XII, llegaron los templarios. Todos los rastros dejados por estas culturas están presentes, porque en el siglo XV una plaga terminó prácticamente con su población y los pocos super vivientes fundaron Idanha a Nova (Idanha la Nueva) Hoy está habitada por un pequeño grupo de pastores y granjeros. Cuanta historia..... cuanta GENTE. Más fotos;


 Al llegar, fuera de las murallas, pudimos estacionar en un área destinada a los turistas y lo primero que encontramos fue esta plaza de toros. 




Nos quedan unos cuantos días en este agradable país y esperamos contarles algo más sobre él. Saludos a todos
Eva, Frida y Raúl