Páginas vistas en total

martes, 27 de octubre de 2015

Normandía - Paracaidistas de Sainte- Mère- Église

Normandía es una antigua región de Francia, hoy dividida en Alta y Baja Normandía, con capitales en Ruan y Caen. Su superficie es de 30 mil km2 y una población de 3,5 millones de habitantes. Su nombre se origina en un tratado de paz que adjudicó el territorio a los invasores vikingos. (Normani = hombres del norte, era la designación para los invasores). Un orgullo y carta de identidad de la región son el calvados,la sidra y el queso camembert... damos fe de su calidad. Por su costa atlántica, también destacan los mariscos y pescados y es una oportunidad única para deleitarse con ostras, las que se cultivan en varios sitios. Pero si algo ha hecho famosa a Normandía, es el haber sido escenario del desembarco más grande la historia humana, durante la 2º Guerra Mundial. Los ejércitos aliados, en la noche del 5 al 6 de junio de 1944. La operación del desembarco comienza con el lanzamiento de tres divisiones aerotransportadas, en los dos extremos del frente. El objetivo era ocupar baterías de artillería, puentes, carreteras, etc y minar la fuerte resistencia alemana. En cinco playas, desembarcaron 135 mil hombres y 20 mil vehículos. El costo en vidas humanas, ya sea de militares de ambos bandos, como de civiles fue enorme. El éxito de esta operación permitió establecer un puerto flotante frente a Arromanches, para que otros 2,5 millones de hombres dieran comienzo a la batalla de Normandía y avanzaran sobre París.

El pequeño pueblo de Sainte Mere Eglise, fue el primero en ser liberado. Está muy cerca de la playa de Utha. El museo dedicado a este acontecimiento se llama Airborne y se ubica en el centro de la villa. Durante el lanzamiento de los hombres de la 82º y 101º División, un soldado quedó colgado de la torre de la iglesia. Fue liberado de la posición por los alemanes, pocas horas después, para ser hecho prisionero. Se fugó y continuó combatiendo, para regresar al lugar varios años después y en reiteradas oportunidades. Después de su muerte, el pueblo decidió perpetuar su memoria, colgando de la torre un paracaídas y un maniquí.    
Una de las formas de transportar a paracaidistas y elementos, fue mediante planeadores de lona, que podían llevar hasta 18 hombres.

Muchos de estos planeadores, después del salto de los paracaidistas, se estrellaron contra edificios, árboles, etc. Otros, que transportaban material, inclusive vehículos corrieron suerte similar.

 En una de las salas del museo, se entra a oscuras y a nuestro paso se reproduce la situación dentro de un planeador. Hay figuras que ubican a los combatientes, los pilotos y el operador de radio. Se escuchan los cañonazos, el tráfico radial, gritos y obviamente el ruido de motores. La muestra logra conmover y ubicarnos dentro de la situación
La lucha para consolidar las posiciones en el pueblo se extendieron durante dos días, a partir de los cuales, se inició el flujo de tropas que librarían la batalla de Normandía. 


 En esta foto vemos a un prisionero alemán en el frente del jeep
 Después de la estabilización de este frente, los heridos norte americanos fueron evacuados a Inglaterra y se usó la iglesia para atender a los heridos alemanes, formando un equipo médico con los profesionales alemanes prisioneros y otros aliados.

 Los soldados utilizaron para su desplazamiento, elementos civiles, como bicicletas, carros y caballos.


En el museo hay un amplio surtido de armas y uniformes, elementos de comunicaciones, de medicina, alimentación, recreo, aviones y tanques, pero los cascos tienen un especial lugar.
Como algo curioso, un par de días antes de llegar a este lugar, fuimos testigos de un ejercicio de los paracaidistas franceses. Un avión de transporte pasó varias veces sobre nosotros, y vimos dos grupos numerosos de hombres saltar cerca de Mont Saint Michel..

Me quedan un par de entradas que dedicaré a Pointe du Hoc y a los cementerios militares. En unos días trataré de hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario