Páginas vistas en total

domingo, 18 de junio de 2017

Atilio García, Quebranta Huesos 2017

Hace cinco años, recibimos a Atilio que corrió su primera Quebranta Huesos en España. Es una prueba ciclo turística de fama internacional, que desarrolla sus 205 kms, por tierras de España y Francia, cruzando en ambos sentidos el macizo de los Pirineos. El desnivel acumulado es 3431 de metros y nunca el clima favorece a los participantes. El año pasado fue de un frío intenso que dejó más de 1200 abandonos y este año la ola de calor que azota España se hizo presente con temperaturas que rondaron los 40º C. Son unos diez mil (10.000) ciclistas que parten a las 7:30 desde la ciudad de Sabiñanigo. Los primeros tardan unas 6 horas y media en completar el circuito y los últimos deben llegar antes de las 12 horas a contar desde la largada. Esta es la versión 27 y también fueron 27 los países presentes. Pueden encontrar más información en la página oficial. (www.quebrantahuesos.com)
Nuestro amigo hizo en 2012 un tiempo de  8 horas 24 minutos y en esta oportunidad se tenía más confianza y su nivel de entrenamiento era mayor. Ya tenía en su poder la medalla de plata y su sueño era lograr un tiempo que le permitiera acceder a la presea de oro.

Su hijo Juan Manuel lo despidió en Ezeiza y aquí lo vemos junto a Atilio y la caja de la bicicleta.
Días antes de su llegada, en una charla con Luis García Landa, uno de los creadores de esta carrera, me enteré que haría una salida de entrenamiento, recorriendo la totalidad del circuito y conseguí una plaza para el "argentino", que el martes pasado (13/6) se sumó a u n grupo de ciclistas catalanes y volvió a casa con 220 kms en sus piernas.    


Así le quedó la cabeza al "Pelado" después de esa jornada.
Al día siguiente, en compañía de mi hijo Martín, resolvimos acompañarlo a que pegara una pedaladas para aflojar los músculos y salimos los tres desde casa para hacer unos "pocos kilómetros" por el valle de la Guarguera. A los 5 kms., Atilio se despidió y nos dijo que ya nos alcanzaría al regreso. Nosotros volvimos antes de las 20:20 y Atilio nos "alcanzó" a las 21:50, cuando ya teníamos la cena en la mesa. Hizo unos 100 kms para aflojar.....

Hasta aquí llegó el ciclista de llanura. Necesitaba saber como es esto de subir montañas....
 Esta foto es del último viernes, cuando fuimos a buscar el dorsal de Atilio. La cantidad de participantes, que alcanza a los 12 mil sumando la prueba de menor recorrido llamada Treparriscos, colma las instalaciones, donde abundan los stands de empresas ciclistas internacionales y distribuidoras españolas de todo tipo de elementos ligados a este deporte.
 Junto al dorsal, los competidores reciben el mallot (camiseta) de la prueba, el chip que permite el control de sus pasos por los distintos controles y múltiples obsequios que aportan los auspiciantes (hasta caldo.....) 
 Como en años anteriores, el programa Ser Aventureros, de la cadena SER, la más importante de España, fue grabado en las instalaciones de la Quebranta Huesos y su conductor José Antonio Ponseti, cliente destacado de nuestra chocolatería...  
 Cada país participante cuenta con su bandera en la calle principal de la ciudad de Sabiñanigo, paso de los ciclistas y fue una alegría encontrar la de Argentina. Atilio escuchó durante la competencia a un grupo de argentinos de Córdoba, pero no pudo acercarse a ellos. 
 En su anterior viaje, Atilio compró una bicicleta italiano marca Colnago, pero este año se topo en el stand de los gringos, con esta máquina, que es el tope de la alta gama. Se trata del modelo Concept Colnago.... se deshidrató babeando.
Esperé la llegada de Atilio bajo un sol que achicharraba, pero el Pelado llegó antes de lo previsto. Aquí lo ven cuando le faltaban tan solo unos 50 metros para completar lo que es una verdadera hazaña. Alcancé a gritar su nombre ....... 

 No se dio vuelta, pero si me contestó. Al poco rato nos encontramos y nos dimos el abrazo que la ocasión merecía. 
 Atilio bajó su anterior tiempo y terminó la prueba en 7 horas 50 minutos, haciéndose acreedor a la medalla de oro. La logró por su esfuerzo y convicción. No existe en la zona donde entrena, ni una mísera colina, una loma pedorra y aquí ha subido a alturas superiores a los 2000 metros y rodó de igual a igual con los mejores de este deporte en Europa. Un orgullo que no cambia su bajo perfíl.
Campeón el Pelado !!!!!!
 

 Según Atilio, lo ayudó a conseguir este triunfo, el plato de fideos que Eva le preparó la noche anterior y con el que desayunó..... 
También la víspera de la carrera, tuvimos la suerte de recibir en casa a un Grande entre los Grandes... Diego Ballesteros, que compartió la cena y brindó varios consejos que Atilio supo aprovechar. Abajo nos verán a todos; Diego y Ana, Eva, Atilio y un servidor.


2 comentarios:

  1. Ese, es mi hermano Carajo! Me colma de emoción saberlo campeón.

    ResponderEliminar