Páginas vistas en total

sábado, 3 de junio de 2017

Korinthos

La tarde de llegada a la ciudad antigua de Corinto (Korinthos), vimos algunas de las ruinas que se encuentran dentro de la misma. Al día siguiente, emprendimos la subida al monte donde se encuentra el "castro", que es una fortificación iniciada 600 años antes de Cristo y que sucesivamente ampliada por los distintos invasores. Pueden buscar y leer la historia, pero caminar por entre sus piedras, subir y bajar los senderos que la recorren, ver el gigantesco tamaño de sus cisternas, apabulla. Cuantos hombres y mujeres vivieron detrás de sus murallas. Cuantas  historias minúsculas transcurrieron allí. Es necesario vivir la experiencia. Tomar la dimensión de lo breve de la existencia humana y a la vez de la reiteración de la misma.


   
   







 Al regresar al pueblo, visitamos el templo de Apolo y lo que fue ese emplazamiento. Otra vez viajar en el tiempo y en las emociones. Un museo pequeño pero excelente y muy bien preparado para interpretar lo que luego veríamos fuera.



De esta estatua me llamaron la atención los pies, por su realismo. Pero luego todo lo que viera tendría la misma calidad.

 Las estatuas se realizaban sin la cabeza y sin las manos. Estas se esculpían aparte para facilitar la tarea, pero las cabezas se realizaban usando como modelo a quien encargaba el trabajo. Era la foto de la época.
 Me siento plenamente identificado con los griegos. En cuanto a belleza física, me refiero.





 Este simpático señor, de tan solo 80 años, es propietario de un negocio que vende recuerdos a los turistas, pero el se encarga de realizar a mano copias de las pinturas del museo en pequeñas piezas de cerámica. Trabaja para estar entretenido y porque su privilegiada ubicación, le permite hacer amigos de todo  el mundo.
La tarde que llegamos, se acercó a observar la bicicleta y lo invité a subirse y rodar. Aceptó de inmediato y disfrutó como un adolescente. 

Hace muchos años, que se planteó realizar un canal en el istmo de esta región de Grecia. Con 6 kms de obra, los barcos ahorran 400 kms de navegación. Fue Nerón quien con un pico de oro, dio el puntapié inicial. O  sea la foto para la prensa de la época. Pero al poco tiempo tuvo la idea de morir y la cosa quedó esperando a que llegara el fin de siglo XIX, o sea unos 2000 años y se concretara.  

Mientras estábamos admirando lo que a pico y pala habían hecho los "grecios", tuvimos la suerte de ver uno de los 10.000 barcos que anualmente cruzan el canal.   



Debajo de la estructura del puente carretero, se ha instalado una empresa, que por la módica suma de 80 euros, te ata de las patas, te lanza al vacío mientras te filma y luego te entrega la prueba gráfica y una camiseta.... nunca había visto en vivo esta cuestión....



Y esto se termina. Hace un mes que andamos pedaleando por Europa. Una Europa desconocida y en algunos casos, con mala prensa. Una mala prensa inmerecida, porque no tenemos más que buenas experiencias y una de esas BUENAS EXPERIENCIAS, la tiene que contar en detalle Roberto, que el día que logró reparar ,a bici inició su marcha cerca del medio día y no alcanzó su destino planeado. A  las 21 hs., un muchacho le ofreció albergue en su casa y sin pedir más que eso, recibió cena y desayuno. Se trataba de una familia campesina de la Albania musulmana.
Ahora llegar a Atenas, deslumbrarnos con con que de ella sabemos y volver a nuestras respectivas "zonas de confort"

No hay comentarios:

Publicar un comentario