Páginas vistas en total

lunes, 2 de julio de 2012

Guerra

En muchos lugares de Francia, es posible encontrar monumentos que recuerdan a algún fusilado por ejército nazi o a los muertos de esa región combatiendo la ocupación. Es imposible no pensar que si yo hubiera nacido en Francia, mi padre, mis tios, en fin, la familia, tendría recuerdos muy frescos de esa ocupación y desastre, por haber participado en forma directa de combates, bombardeos, allanamientos, etc. y también pensar que el rencor anidaría en nuestros corazones.
En esos campos tan verdes y plácidos, me imaginaba tanques, camiones, maquis en los bosquecitos y automaticamente la imagen de esta Europa unida, con muchos de sus integrantes usando la misma moneda y con una política de integración importantísima. Por suerte, se puede hablar de este tema con los franceses y alemanes. Los primeros manifiestan no sentir ningún rencor, aunque dicen que puede haber personas muy mayores, que por haberlo vivido guarden alguna cicatriz abierta. Los alemanes jóvenes no tienen carga o conciencia de lo fue su país en esa etapa histórica y los mayores muestran una especie de complejo de culpa, aunque no tengan responsabilidad alguna.
Trataba de traspolar este conflicto a Sudamérica y terminaba dudando de que en aquellas tierras hubieramos podido superarlo como en Europa.
No me hagan mucho caso.... son elucubraciones de un tipo que solo tiene que pedalear durante horas y el coco se le "pianta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario