Páginas vistas en total

lunes, 10 de noviembre de 2014

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Hoy, aprovechando nuestro día de descanso, visitamos el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Tiene una extensión de 156 km2, y además de Ordesa  y el macizo de Monte Perdido, incluye el valle de Pineta, las Gargantas de Escuaín y el Cañón del Añisclo. Las Tres Serols es su cumbre más alta y alcanza los 3348 msnm.
Desde casa a La Pradera, donde se encuentran las instalaciones de atención al visitante, un bar y servicios sanitarios, tardamos aproximadamente una hora y el camino transcurre por valles del pre Pirineo, lo cual ya es un placer. El sendero está perfectamente señalizado y limpio y es de muy suave subida. Solo puede ser recorrido a pié ya que no se permiten vehículos, motos, caballos ni bicicletas.
El avanzado otoño ha pintado el bosque de colores ocres y el suelo está cubierto de rojas hojas. Las primeras nevadas hacen que el caudal de los ríos y cascadas sea importante. Existen múltiples posibilidades para practicar senderismo y en las cumbres también escalada.
Durante la parada a comer, nos sorprendió un vehículo que descendía (esto les da una idea de la calidad del camino). Se trataba del guarda-parque, quien después de saludarnos nos pidió que lleváramos a Frida atada, ya que esas son las normas dentro del Parque. Eso hicimos y sorprendentemente, a partir de ese momento empezamos a ver ciervos y jabalíes, que seguramente antes no aparecían por temor a nuestra salchicha...
A las 4:30 estábamos nuevamente en la casa rodante (auto caravana) y después de un café, charla y debate sobre la experiencia, decidimos que volveremos para alcanzar cotas más altas y llegar a la Cola de Caballo. También visitaremos el Cañón del Añisclo, del cual nos han hablado maravillas.
Aquí les dejo unas cuantas fotos de un lugar de singular belleza, que seguramente ofrece otro aspecto en verano y dentro de pocos días cuando lo cubra la nieve.





comienzo del camino




el equipo al completo
 el recorrido es junto al río

 el verde del musgo, las pocas hojas en los árboles y el suelo alfombrado de rojo es lo que predomina

 Frida también quiso ver la cascada

 hace pocos días visité el lugar con unos familiares y todavía no había nieve... hoy luce así.




 existen varias zonas donde se accede al río, bien a miradores que permiten una excelente vista o directamente donde la senda lo permite












En tres horas de caminata hice más de 160 fotos.... si mi primo Oscar Castell visitara este sitio haría múltiples acuarelas...Un paseo a un lugar cercano y totalmente gratuito. Volvimos gratificados. 
Hasta otra....

No hay comentarios:

Publicar un comentario