Páginas vistas en total

domingo, 26 de mayo de 2013

Miedos... siempre los miedos

"Peor que la ida pudo ser la vuelta ya que al salir del teatro ya era de noche y me encontraba en medio de una gigantesca favela pobremente iluminada. Una vez más pude comprobar cómo somos tan esclavos del miedo. En ningún momento sentí inseguridad ni ningún tipo de mirada intimidatoria, más bien todo lo contrario, solo recibí amables indicaciones y una botella de agua mineral de un alma caritativa que pareció leerme el pensamiento al pasar frente a ella.

Esto, el miedo, es algo a lo que también le estoy dando muchas vueltas en este viaje, otro de los grandes aprendizajes de esta gran escuela que es viajar. El miedo está tan arraigado a nuestras vidas que es terriblemente difícil zafarse de él. En cambio no hay mayor placer que el de enfrentarte a este y descubrir cuan infundado era y que increíbles sorpresas escondía. Y es que si algo estoy corroborando en este viaje es que el miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son. Según los augurios yo ya debía de haber sufrido al menos 5 robos, 3 violaciones, 6 palizas y 2 abducciones marcianas, y excepto de esto último, de lo demás; ni rastro…! "

Tomado de la página; http://www.titiribici.com de un bici viajero español, además titiritero.. vale la pena una visita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario