Páginas vistas en total

viernes, 23 de mayo de 2014

Visita a Paris, sin bicicleta...

Esta vez dejé la bici y salí de recorrida con mi compañera Eva, que es la que me otorga las autorizaciones de viaje en las dos ruedas... estoy trabajando con miras al futuro.
El fin de semana pasado viajé a París con Eva y una pareja amiga. Es la segunda visita que hago a esta ciudad que me agrada sobremanera. La historia se respira y yo la enlazo con los movimientos libertarios en América. Todos los próceres americanos, fueron movidos a luchar por la independencia de las colonias españolas, por las ideas de la Revolución Francesa y sus libre pensadores. El grito de "Igualdad, Fraternidad y Libertad" fue un revulsivo social que desbordó Europa y se extendió por el Mundo. http://www.portalplanetasedna.com.ar/francesa.htm
Es justo también destacar que Francia fue ( y lo es hoy en cierto modo) una potencia colonial. Sus últimas posesiones en Indochina fueron perdidas no hace tantos años (Vietnam, p.ej.) Este pasado colonialista está presente hoy en la composición de la sociedad francesa. Negros, asiáticos, indios, se mezclan con los europeos y ocupan todos los estamentos de la vida política y cotidiana del país. Es posible ver ministros con nombres y apellidos árabes, españoles, africanos. La policía cuenta con un elevado número de agentes de raza negra y donde uno vaya encontrará esa maravillosa mezcla multiracial y por tanto multicultural. El barrio donde se encontraba nuestro hotel  (Opera) mostraba una fuerte presencia judía.
No resulta muy extensa la ciudad, que tiene una población de unos dos millones de habitantes, pero la densidad de monumentos, palacios, museos, teatros, parques, jardines, puentes, iglesias, etc., dan para repetir varias visitas. A la emblemática torre Eiffel y el río Sena, se debe agregar el encanto de caminar por sus barrios, cada uno marcado por un carácter diferente. Desde los aristocraticos, a los comerciales, los bohemios, y lo que uno encuentre detrás de cada esquina o dentro de un pequeño bar de vecinos.
La hotelería es muy mala comparativamente a la que encontramos en España y la clasificación por estrellas, tal como la conocemos no tiene nada que ver. Generalmente los alojamientos que utilizo (soy usuario de lo que podemos denominar clase "turista") son de tres estrellas y en esta categoría en España encontraremos excelentes habitaciones con buenos baños, amplitud, instalaciones bien mantenidas que hoy (baja temporada) tienen un costo de 60€ la habitación doble... pues bien, tres estrellas en París, será un edificio viejo, mal mantenido, con estrechas habitaciones y un baño con apenas lo justo y su coste exactamente el doble, pero París es París y lo que buscamos está fuera de las paredes del alojamiento. Las comidas tienen un amplio abanico de ofertas y de precios, que va desde un típico crepè en la calle a coquetos restaurantes donde si  no se nos va la pinza con la bebida podemos comer muy bien por unos 20/25 euros. Moverse es sencillo y barato y para mí, lo más cómodo es el uso de la red de metro y sus combinaciones.
 La pirámide del Museo del Louvre
 La costumbre reciente de manifestar el amor, colocando un candado en la barandilla de un puente, no se olvidó de París y en varios de sus puentes sobre el Sena, toneladas de candados expresan el cariño que la gente se tiene....
 Más de 200 millones de personas ya han subido la mítica torre, que consume 60 toneladas de pintura cada seis años. En su punto más alto (280 mts.) nos bebimos una copa de champagne.... como me gustaría que me otogaran la franquicia de ese kioskito un año solamente !!!
 París desde la torre....
 París desde la torre
 El Arco de Triunfo desde la torre
 En el extremo superior de la torre Eiffel están instaladas varias antenas de radio y televisión y como radio aficionado no puedo dejar de soñar con una instalación temporaria y la operación en algún contest internacional... que paquetería!!!
 Un paseo por el río Sena..

 Me considero un pacifista y condeno la estupidez de las guerras, pero la valentía y entrega de los hombres anónimos que las hacen, empujados por los intereses de los políticos (y banqueros), me impone respeto y me conmueve. Esta es la tumba dedicada al Soldado Desconocido, muerto en las dos grandes guerras mundiales y está ubicada a los pies del Arco de Triunfo. Durante la ocupación alemana, Hitler hizo desfilar a sus ejércitos circunvalando el arco, como muestra de respeto a esa tumba. Lo mismo hizo Charles De Gaulle durante los festejos de la liberación de París.
 Este es el Campo de Marte. Al fondo la Academia Militar, donde estudió este muchachito bajito.. Napoleón. Detrás de la cámara la torre Eiffel. Durante los atardeceres, estos campos se llenan de personas que con sus viandas, charlando, bailando, disfrutando, esperan el encendido de las luces de la torre, ceremonia que no lleva más de diez años efectuándose.
 La Catedral de Notre Dame, ubicada en la isla de la Citè, en mitad del Senna. Esta isla fue habitada por la tribu de los parisi desde el año 2000 A.C. De allí el nombre de la ciudad. O sea... aquí empezó todo.
Este es el Salón de los Espejos, en el palacio de Versalles. Estamos pensando alquilarlo para nuestras bodas de oro y hacer ahí unos choripanes para los amigos. Este desborde de lujo, fue uno de los detonantes de la Revolución... cuando la gente se cabreó, vino aquí a buscar al rey y su consorte y después de un breve cabildeo decidieron hacerles un corte de pelo con la cabeza incluida.... es que cuando la gente se cansa se le va la cabeza. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario