Páginas vistas en total

lunes, 20 de abril de 2015

Marrakech - resumen

Cada viajero está condicionado por su origen, sus experiencias previas, sus prejuicios y hasta su eventual estado de ánimo. Por lo tanto esta es solo mi visión.
 Marruecos es un destino excelente si la intención es conocer algo distinto y estamos dispuestos a aceptar esa diferencia. Su religión (el Islam) está presente en todos lados. Desde los múltiples llamados diarios al rezo, las mujeres con velos e inclusive burkas, los hombres con las manchas en su frente, producto de golpearlas o frotarlas contra el piso en las oraciones y también en la dificultad de consumir alcohol, cosa que solo es posible en los hoteles, a un alto costo y no siempre.
Puede resultar agobiante para algunos el acoso al que someten al turista los vendedores, espontáneos guías, o los mendigos. Debe tenerse presente que no hay riesgo de violencia y que una actitud clara y firme, alcanza para eliminar esa presión. Mirar a los ojos del cargoso y decir "La, shocram" (no, gracias) es suficiente.
La plaza de Jamma al Fna concentra una actividad que se extiende casi las 24 horas y resulta atrapante. Repite actividades desde hace siglos. Ahí están los bailarines, los músicos, los adivinos, cuenta cuentos, puestos de comida, té y masitas. Ruido y VIDA.
El zoco o mercado, es también un paseo obligado y merece más de una visita y dentro de él está la madrasa o escuela coránica Ben al Youssef.
Es importante resaltar el bajo costo de este destino. Viajar desde España en low cost implica entre 60 y 100 euros por el vuelo de ida y vuelta. El alojamiento tiene una amplia oferta y a mi me gusta alojarme dentro de la medina, donde se puede conseguir una habitación sin baño por 10 euros y de ahí para arriba. En esta oportunidad, pagamos menos de 50 euros por una doble con desayuno (haré una entrada sobre el hotel)
Recomiendo buscar información previa. Las guías de Lonely Planet son muy completas y suministran datos históricos, políticos, precios, lugares y consejos muy útiles.
 La plaza Jamma al Fna en la mañana temprano. Ya hay bailarines y encantadores de serpientes instalados
 A partir de las 16:30 comienza la instalación de los puestos de comida. La oferta es muy amplia y el costo de una cena puede ser de entre 5 y 8 euros. Al fondo a la derecha, se ve una esquina con terraza desde donde obtuve las fotos que siguen





 Los puestos de venta de alimentos en el zoco abarcan todo lo que te pueda ocurrir y es un dato interesante el de la venta de pollos. No existen buenos sistemas de refrigeración, por lo que la gente elige el animal vivo y el vendedor lo sacrifica al momento, lo limpia y trocea.
 El regateo es obligado y debemos relajarnos y disfrutar de él. Siempre debemos contraofertar un 40% del precio que nos han pedido. Si nos han dicho 100, pues nuestra oferta será 40 y si cerramos el negocio en 50 o 60 podemos estar seguros que ha sido buen negocio para ambos. También es bueno cerrar la negociación cuando alcanzamos un valor que entendemos es correcto para nosotros, aunque siempre nos quede la sensación de que podíamos haber obtenido mayor descuento. No me gusta regatear y entonces, cuando me dan el precio, explico que no quiero entrar en ese juego y ofrezco un poco más de la mitad de lo que me piden e insisto en que no regatearé. Me funciona en el 95% de los casos y después de pagar y soportar algún comentario como "con esto estoy perdiendo dinero" o "lo hago por mis hijos", les estrecho la mano y les agradezco su comprensión. A partir de ese momento, ya no hay negocio y entonces aparece la amabilidad y hasta puede surgir una invitación a beber té. En la foto, cliente y vendedor después de "la pelea"
 Cuando la posibilidad de hacer negocio desaparece, en varias ocasiones surge la charla sobre el origen del turista o cualquier otro tema y es muy fácil entenderse con los maroquíes. El futbol los apasiona y saben mucho de equipos españoles y argentinos.
Con la comida no he regateado nunca. Es buena y muy barata. Este vendedor ambulante de frutos secos, me llenó una bolsa por 40 céntimos de euro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario