Páginas vistas en total

jueves, 21 de mayo de 2015

Castillo de Krzyztopor - 2º jornada


Ayer salí temprano después de una noche de lluvia. Tuve un par de rampas del 10% que me obligaron  a desmontar y cuando llevaba 23 kms tuve una pinchadura de la que no pude encontrar la causa y la volví a repetir a escasos 3 kms. Esto me dejó sin cámaras de repuesto,  por lo que al llegar a Staszów pregunté a una patrulla policial sobre una tienda de ciclismo y para mi sorpresa me llevaron hasta ahí... ellos en el patrullero y yo tranqui detrás. 
Como dato importante, quiero contar que cuando digo que soy argentino, nadie me cita a Messi o Maradona... no, aquí es el Papa Francisco, lo quiere decir que los polacos son más católicos que futboleros.
 En el medio de un campo inmenso estaba esta vaca. Sola y además atada. Seguro es huérfana. No pude evitar pensar en sus congeneres argentina que pueden convivir en grandes manadas. No se lo dije.
 Este es el mecánico que me vendió las cámaras y que sin cobrarme por ello ajustó cambios, frenos y buscó solución al tema de los pinchazos (aparentemente el agujero de la válvula es grande) Vivió varios años en Inglaterra con su esposa. Volvió el año pasado y montó una completa tienda de bicletas y el taller. Me comentó que esta región carece de industris, lo que ha conservado la calidad de su tierra, ríos y aire, pero obliga a emigrar a sus jóvenes, mayoritariamente a Alemania. Los sueldos medios en Polonia están entre 300 y 400 euros y según él esto no es suficiente para vivir, por lo que el papel de los abuelos es vital para las parejas jóvenes (igual a España). De todas maneras no se ve pobreza.
 Después de cruzar un pequeño pueblo donde comí y dormí la siesta, pasé por una casa con antenas, donde este hombre estaba en el jardín... la consabida pregunta y sí, somos colegas. Greg SQ7OWZ tiene contacto con mi estación en la banda de 17 metros...¿que tal? hablamos y ahora nos conocimos. Mágico este mundo.
 Este es el paisaje constante... verde y más verde.
 Y finalmente llegué. Y valió la pena. Este castillo fue mandado a construir por el gobernador Krzysztof Ossolinski, apasionado por la magia y la astrología. Para esta tarea eligió al arquitecto italiano Lorenzo Muretto (al in un nombre pronunciable...). La obra comenzó en 1631 y finalizó en 1644.Tiene diseño de calendario. Cuatro torres que representan las 4 estaciones, 12 salones para los 12 meses, 52 habitaciones para las 52 semanas, 365 ventanas para los 365 días del año y una habitación que solo se podía usar en los años bisiestos. Los establos donde guardaba a 370 caballos sementales de color blanco estaban decoradas con espejos y mármol negro. Cuenta la leyenda que existía un túnel de 15 kms que unía este castillo con el de su hermano y estaba cubierto de azúcar para que pudieran visitarse en trineo.
Ossolinski solo pudo disfrutar de su locura un año... tuvo la ocurrencia de morirse... luego la decadencia y el abandono. Quedé más contento que una juguetería... valió la pena hacer estos 66 kms.











4 comentarios:

  1. Che, el Salva Rodriguez no anda por el norte de Polonia en este momento (segun su blog). Han hablado para encontrarse?

    ResponderEliminar
  2. Parece que nos comeremos un asado juntos... ya te vas a enterar.

    ResponderEliminar
  3. Sacá mucha foto!! O, si tu camara tiene video, hacele un "reportaje sobre ruedas" (ahi tenes una idea para agregar al blog, una seccion de "reportaje sobre ruedas" donde haces un video de uno o dos minutos, puede ser para presentar algo/alguien, o simplemente para hacer un par de reflexiones sobre el camino/sobre ruedas...)

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar