Páginas vistas en total

miércoles, 17 de mayo de 2017

Memorial de Sarajevo

A escasos cientos de metros del casco histórico, se ha construido un Memorial a los muertos en el sitio de Sarajevo. Si bien son mayoría las lápidas que indican un muerto musulmán, también los hay cristianos. Todo en mármol blanco y con césped a su alrededor. Pero visto de una colina cercana, no solo es el campo donde se instala el monumento donde hay tumbas, ya que se pueden divisar varios cementerios más que blanquean las laderas cercanas. 
Los mismos sentimientos que me embargaron en los cementerios de Normandía, se hicieron presentes mientras recorríamos los senderos. Parecen ser distintas las razones por las que los seres humanos nos matamos en guerras y conflictos. Sin embargo es la misma y única. El desconocimiento de que pertenecemos a una sola y única Vida y que tenemos un destino común. Nos empeñamos en inventar diferencias estúpidas de raza, color, religión, países, banderas, ideas políticas, equipos de futbol..... y sigue el corso. Todo nos viene bien para establecer barreras y prejuicios.
Bicho boludo el humano........   


 En este muro están grabados los nombres de todas las víctimas y en la foto de abajo pueden ver un detalle.


 Más lápidas.....
 Más lápidas.......
 Esta es la colina de la Fortaleza Amarilla


                                      
El hombre nace y muere, a veces sin vivir.
Camina desde el niño al viejo, sin gozar.
Eso que él mismo llama felicidad,
que si la tiene aquí, la va a buscar allá.

Tropieza tantas veces en una misma piedra.
Fruta que llega, pasa sin madurar.
Si tiene tira. Quiere tener mucho más.
Es un misterio y es de la vida la sal.

Tiene alma de guitarra, encordada de estrellas
Y es una falta envido su corazón

Es una lágrima de niño y de crespín.
Es monte denso, copla, vida y manantial.
Es muy capáz de dar la vida o de matar.
Es luz y sombra. Tierra arada y arenal.

La pucha con el hombre, 
querer ser tantas cosas
y nunca es más
que cuando solo es él.

Es un camino que anda solo bajo el sol.
Sendero trajinado por sueños de amor.
Es un viejo legüero, garroteado por changos,
con son de vino triste y carnaval.

Solo se diferencia del reino animal,
porque es el hombre el único capaz de odiar.
Pero mientras el hombre,
se asombre, llore o ría,
será la fantasía que Dios creó

        Peteco Carabajal



https://www.youtube.com/watch?v=B4uWqGI2vQQ



                                  

 
                                      

1 comentario:

  1. Hola Raúl y Roberto, felicitaciones para los dos por haberse animado a realizar tan hermosa travesía. Que Grecia les permita un abrazo en Atenas y que Dios los bendiga. Un abrazo. Néstor Almagro

    ResponderEliminar