Páginas vistas en total

viernes, 9 de agosto de 2013

SainT Martin de Seignanx -Olorón 6º día

Anoche me dormí mirando el cielo a través de la ventana del techo de mi carpa, y a las 00:30 unas gotas de lluvia me obligaron a salir y cerrar la abertura... no pasó a mayores y cuando antes de amanecer me puse en pié, el día pintaba agradable. Rodé cómodo entre árboles y campiñas que parecía pintadas en una tela. Pasado el mediodía estaba en Navarreix, a 88 kms. de mi punto de partida. Esta pequeña ciudad medieval es un importante nudo en el Camino de Santiago francés. Me crucé con varios peregrinos,inclusive con un pequeño grupo que usaba para transportar sus mochilas un caballo. Me dí el gusto de un buen almuerzo, sentado en la terraza de un restaurante y mi siesta esta vez fue junto al río.
Ya ha desaparecido el vasco como lenguaje y estoy en el Bearn, tierra de la que creo partiera mi abuela paterna a fines del siglo XIX... ¿como habrá sido la historia de Rita Guichard Lizarraga? Quien pudiera sumergirse en el tiempo y verla llegar a su nueva tierra... cuantas cosas se pueden ver encerradas en un paisaje y hay quien piensa que, "la tierra es tierra no más".
Estos dos días estoy tratando de encuadrar las respuestas de los franceses a mi pregunta de;"habla español?".
La gran mayoría responde que no, pero muestra una actitud cordial y predispuesta a resolver la situación. Unos cuantos, dicen "un poquito", pero tiene un importante conocimiento del idioma por haberlo estudiado o por tener antepasados españoles y un escaso porcentaje, escupe un rotundo NO, con cara de asco y deseos evidentes de que te largues pronto de allí. Ningún pueblo escapa a tener entre los suyos estos bichos insolidarios y creídos. Los receptores del desprecio son los más pobres en relación a ellos (moros en España, bolitas, chilotes o perucas en Argentina.... y así seguirá la lista). Se hacen notar, pero son muy pocos. La gran mayoría de la gente simple, de a pié, común o como quieras llamarla, es generosa y bien predispuesta para con el viajero y esa es la mejor experiencia de andar el Mundo.
La jornada concluyó en Olorón y acumulé 115 kms. El camping municipal, con magníficas vistas del Pirineo, fue mi residencia ese sábado.
Gastos del día € 32,70 (15 de comida y 10 de camping) 
 Poca gente en la ruta y mucha sombra
 Puente en Navarreix
 mi máquina junto a un coche inglés de época
 El coche "british" con su volante a la derecha junto a las murallas de Navarreix en la costa del río.
 Me divertí un rato viendo la actividad en el río....
 Mi mansión esta vez con vistas al Pirineo....
En este viaje estrené el mallot que me regalaron los compañeros del Radio Club en Alemania

No hay comentarios:

Publicar un comentario