Páginas vistas en total

sábado, 13 de abril de 2013

Experiencias

Dos dias viviendo en la medina de Tetuan, fueron suficientes para establecer algunas relaciones.

El duenio del hotel, un personaje con mucho de italiano, siempre riendo y declarandome su amigo, eternamente prendido a una pipa larga; que es solo un tubo con el que fuman "quif", la picadura de la marihuana, despues de que la tamizan para obtener el hachis. Su consumo se persigue en las zonas visitadas por los turistas, pero en los barrios y dentro de las casas, los marroquies lo fuman abitualmente.

Varios "buscas", de los que se dedican a ofrecer servicios a los turistas, me tenian ubicado y evidentemente se pasan los datos entre ellos. Escuchar un "hola argentino", caminando a cualquier hora del dia se me hizo normal. Detenerme, saludar llevando la mano derecha al corazon y sonreir, abrian unos minutos de charla.
La sorpresa fue hoy a la manana, cuando despues de desayunar buscaba la salida y un "chau boludo, buen viaje" me detuvo... un hombrecito de estos, que vivio mas de diez anios entre Haedo y Liniers trabajando de "tachero", me abria los brazos para saludarme. Increible.

Mientras le doy al pedal, repaso las vivencias, trato de ordenarlas para luego recordarlas y escribirlas. Tambien me visitan personas que quiero, las que encuentran el tiempo y lugar exacto para hacerse presentes y hoy detras de una curva me visito Juanita. Fueron unos pocos segundos. Esta bien y alegre. Nos dijimos unas pocas cosas a voz en cuello y prometio volver. Tuve que parar a desempaniar el parabrisas.

Si una sonrisa es la mejor tarjeta de presentacion, todo lo que se podria conseguir con la que adorna la cara de Salva Rodriguez y que extraordinario seria poder contar eso con el verbo de Jorge Bicibirloque.

La rodada de hoy era de 60 kms., trepando las estribaciones de la cordillera del Rif. Todo fue bien hasta el kilometro 16 y luego se empezo a poner "espeso el caldo de gato". La trepada era dura y me comenzo a molestar la rodiulla. Tambien el calor se hizo intenso y hasta debi parar varias veces. Decidi hacer la mitad del recorrido y subirme a cualquier vehiculo, pero no me dio bola nadie; asi fui avanzando hasta encontrar un sitio donde comer. Me informaron que me restaban 22 km de los cuales los primeros 18 eran en bajada y los ultimos 4 muy empinados..... esta vez fue verdad. 3 de esos 4 km los hice andando y con la lengua de bufanda llegue a la muralla de la ciudad vieja de Chefchauen. En una esquina un bar y arriba hotel... arrime la bici al cordon y tres hombres de mi edad, que compartian una mesa, me saludaron y arrancaron con las preguntas de rigor, mientras uno llamaba al del hotel, otro me invito el consabido te de menta. La rueda se fue ampliando y cada nuevo integrante aportaba lo suyo. Uno me dio la direccion de un radioaficionado. Otro manana me hara de guia para visitar la medina. Casi todos me esperan sobre el mediodia para beber un cafe....... 
Comunicarse no es cuestion de idiomas. Es basicamente cuestion de voluntad.

3 comentarios:

  1. Tata, excelente!!! Te cuento que hoy mi último fondo antes de la carrera de 06/05 y por unos kms fuimos juntos (te lo juro!!!) Abrazo de Cumbre Tata

    ResponderEliminar
  2. no jures.No hace falta... VAMOS juntos

    ResponderEliminar
  3. Me encanta leer estás vivencias...abrazo grande!!

    ResponderEliminar