Páginas vistas en total

jueves, 18 de abril de 2013

Experiencias

Los guias espontaneos aparecen a cada paso. Es gente sencilla que esta buscando su sustento y si uno no desea su compania, basta decirlo.

Saliendo de la madraza, se me pega un crio de no mas de diez anios. Me saluda en italiano y como no ,le respondo, lo hace en frances e ingles. Finalmente, me dice: 
eres espanol. 
No japones... 
tu eres mexicano. Todo mientras caminabamos entre el gentio. 
Ven por aqui, yo te guio, me dijo. 
No necesito que me guies. Voy a seguir esta calle.
Por ahi no hay nada, que quieres  por ahi
Me detuve y le dije. Caminar solo
Esta bien amigo. Camina solo. Que tengas suerte.
Detras de sus ojos descubri a alguien que esta aqui antes que yo.

Un hombre adulto, humildemente vestido, besa la mano de un crio de menos de siete anios.
El padre, es el duenio del restaurante.

No entiendo el idioma, pero el tono es suave y reprocha a la vez que quiere convencer.
Habla solo. En voz baja.
Despues de varios minutos, una mujer responde. Creo escuchar una bofetada y luego llanto.
Ella casi grita. Palabras sueltas y de nuevo el silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario