Páginas vistas en total

lunes, 10 de febrero de 2014

Sao Luiz Gonzaga... despedida

Fueron escasos dos días en la ciudad y las relaciones se empiezan a tejer y fortalecer.
Gente que me atiende en el bar, otros parroquianos, Mario y su familia en su hotel (Hotel do Mário).
El tiempo transcurre de otra manera en Brasil... es más lento, mas cadencioso y se disfruta de charlar bebiendo algo fresco bajo los árboles de la plaza.

Alguien en Alemania se puso serio y adoptó una actitud de algún modo marcial... otros lo imitaron. En Japón un día cualquiera alguien dijo que no era bueno mostrar los sentimientos y entonces los rostros se transformaron en inescrutables. En Brasil las mujeres adoptan una actitud voluptuosa, sensual en todo lo que realizan y esto no tiene que ver con la belleza. No se sabe quien empezó, pero hoy es la actitud de todas.
 Salí a visitar la ruinas jesuíticas de So Miguel das Missoes y el autobús me dejó a 18 km del sitio, pero un camionero me acercó.
 Parece que Sao Miguel fue el origen de este gigantesco estado de Brasil....
 la llegada a las ruinas.

 detalle del frente de la iglesia principal de la misión....





 Después de la expulsión de los jesuitas se sucedieron hechos que culminaron con el abandono de las instalaciones. La llegada de inmigrantes europeos hizo que estos aprovecharan los materiales para la construcción de sus viviendas y recién en 1936 se inició la recuperación y restauración de estas obras catalogadas como patrimonio de la humanidad
 estofado es un sillón...
 ya comenté la fuerte tradición gauchesca.. dos paisanos paseando el sábado por la plaza de Sao Luiz Gonzaga
Adam y Pablo, mis acompañantes de las dos tardes/noches que pasé en esta ciudad. Gracia por la amistad y un abrazo a ambos. A te a breve...

No hay comentarios:

Publicar un comentario